Estos son ejercicios que he realizados en clase y en talleres con asistentes de edades muy variadas. Todos son fáciles de replicar, no necesitan más que algo de papel, colores, y tijeras y tienen fantásticos resultados para pasar un rato juntos, sorprendernos con lo que vamos encontrando y compartir en grupo nuestras creaciones.

Si tienes niños, eres maestro o mediador, o colaboras con un grupo y buscas actividades sencillas y efectivas para poder hacer en conjunto aquí te dejo las explicaciones generales, ejemplos y vínculos para poder descargar los materiales de forma gratuita. 

 

1. Juegos de metamorfosis

Estos ejercicios son un éxito para sorprender, jugar, y hacer versiones propias. En talleres con niños y adultos de diferentes edades y habilidades funciona perfectamente, los más tímidos y pequeños pueden copiar el modelo original y hacer variaciones, los más aventureros pueden buscar diferentes formas que funcionen con estos formatos e improvisar más. Lo más bonito es cuando todos tienen sus metamorfosis y se las cuentan a los demás. En clase cada niño subía a la mesa cuando era su turno, como si fuera un escenario, y nos compartía su invento, a veces valiéndose de sonoras onomatopeyas, con momentos de suspenso o con historias súper elaboradas para animarlo. Las metamorfosis pueden ser tiernas, graciosas, absurdas, extrañas, sorprendentes o dramáticas, depende de lo que los participantes busquen. Estos son unos modelos de muestra que llevé a clase para poder dar ideas:

Materiales y recomendaciones

Los materiales son básicos: hojas de papel y algo para dibujar. Recomiendo que se usen lápices para el dibujo inicial y para hacer las correcciones y después repasar con rotuladores oscuros y contrastados para que las figuras se distingan, y así cuando los participantes lo muestren o cuenten al grupo los demás puedan ver bien aún estando un poco alejados.

Ten a mano muchas hojas previamente dobladas y con ejemplos para repartir y agilizar el ejercicio, especialmente si trabajas con niños más pequeños porque les cuesta mucho más tiempo hacer correctamente las divisiones. También recuérdales que lo que se dibuja va todo en la misma cara de la hoja y que la parte que es sorpresa queda oculta por los dobleces, a menudo dibujan del otro lado de la hoja y se confunden. 

Estos son los dos tipos de pliegues utilizados en los ejercicios, y funcionan tanto al desplegarlos de forma horizontal como vertical.

En este enlace puedes descargar dos plantillas de los dos formatos presentados con los dibujos hechos y las líneas de doblez indicadas, en blanco y negro para imprimir en A4.

underTheSea_CesarBodas.gif

Debajo del agua

 

Este es un ejemplo que se sale del formato sugerido pero encuentra una forma de plegar mucho más divertida para contar la historia de un pescador que quiere llevarse a un pececito pero acaba naufragando y siendo comido por otro pez más grande que él que a su vez es comido por un pez gigante, el más glotón.

 

2. Surrealismos y banco de imágenes

Juntar cosas raras e imposibles y ver qué pasa es siempre una delicia, no importa realmente la edad.

Para la realización de un taller de collage y surrealismo, recopilé una pequeña galería de imágenes con objetos sugerentes e interesantes, algunos clásicamente utilizados en el imaginario surrealista. Había hecho antes actividades con collage, pero me sorprendieron los resultados y la agilidad del ejercicio al utilizar estas plantillas.

Ventajas de esta actividad:

1. Es relajante porque ya tienes las imágenes listas y no hace falta buscar entre periódicos y revistas que no siempre tienen imágenes interesantes para este fin. Además no tienes que pelearte por quedarte con las imágenes que más te gustan, pueden imprimirse o fotocopiarse muchas copias de cada planilla para tener material suficiente.

2. Las imágenes están editadas para verse bien e imprimirse en blanco y negro por lo que no implica una inversión imprimirlos, incluso usando una fotocopiadora de baja calidad funcionan.

3. Los collages que salen a partir de este ejercicio quedan muy bien con poco esfuerzo, ayuda mucho tener todas las imágenes en el mismo tono porque esto les da una unión instantánea y ver estos resultados anima a los participantes.

4. Es muy interesante ver cómo con los mismos objetos cada persona hace asociaciones diferentes y encuentra nuevos significados.

5. Los ejercicios quedan muy bien en blanco y negro y el juego principal se concentra en unir los objetos, no hay la sensación de que hay que rellenar las figuras. Sin embargo, pueden usarse lápices de colores, rotuladores brillantes, o acuarelas para colorear el collage una vez acabado, en algunos detalles o por completo, según el tiempo y las ganas de cada uno.

Materiales 

- Tijeras y pegamento en barra.

- Rotuladores, lápices de colores, marca textos, acuarelas, pinceles.

- Hojas en blanco para las composiciones. Si se utilizan acuarelas es recomendable usar cartulinas de base para que aguanten el agua y no se rompan los trabajos.

- Impresiones o fotocopias de las planillas.

Abajo puede verse la galería de imágenes que hemos utilizado y también ejemplos muy diferentes de lo que los niños hicieron con ellas. En el siguiente vínculo puedes descargar un pdf para imprimir en A4 en blanco y negro las plantillas de la galería de objetos surrealistas:

Banco surrealista

Pautas

A partir de 5 años o si los niños ya pueden recortar cosas un poco complicadas.

Funciona muy bien mostrar algunas imágenes de collage antes de comenzar la actividad, esto ayuda a entrar en la atmósfera, a disfrutar de las imágenes, y a entender qué es lo que se espera del ejercicio sin necesidad de explicar gran cosa. El objetivo es construir nuevos objetos, personajes o paisajes utilizando imágenes que ya existen y mezclándolas. No tienes por qué usar toda la figura que recortaste, puede ser sólo un pedacito.

Es recomendable primero recortar los objetos que te interesan y probar sus diferentes combinaciones en el papel antes de pegarlas. Cuando estés seguro de lo que quieres usa el pegamento.

Por último, algunos encuentran muy divertido bautizar a sus creaciones cuando acaban, y es que las rarísimas mezclan dan mucho juego.

 

Aquí dejo algunos ejemplos que utilizan collage, las imágenes son de artistas surrealistas pero también de diseñadores y de publicidad más contemporánea. 

 

3. Sellos y más sellos

¿Quién no recuerda la emoción de tener sellos para estampar? Los sellos te permiten reproducir en segundos una imagen. La mayor parte de nosotros los usamos para jugar un poco y para decorar, lo cual está muy bien, pero ¡también pueden hacerse asombrosas composiciones y texturas con ellos!

Estas son composiciones hechas con sellos que preparé como ejemplo. En el caso de la planta, con tan solo 4 sellos puedes crear un jardín inmenso si te lo propones. Dividir las partes de la planta en módulos facilita la construcción de la composición, los módulos pueden unirse como sea más conveniente y llenar espacios grandes o más pequeños según se desee. Para más colorido utilicé 3 tintas distintas, pero puede hacerse todo en una sola tinta y también queda genial. Otra opción es tener más colores de tinta y así por ejemplo, con el sello de la flor, puedes tener flores de muchos colores en el jardín.

El segundo ejemplo es más complejo, hecho con 15 moldes diferentes, pero sirve para imaginar posibilidades para crear espacios extraños, ciudades, laberintos, etc.

Con esta técnica puedes hacer cientos, miles de sellos, de una forma increíblemente sencilla y barata. Hay muchos niveles de complejidad que pueden proponerse en este ejercicio, dependiendo del tiempo que tengamos, de la edad y del número de participantes, algunas opciones son mejores que otras.  En clase o en un taller, una buena propuesta es que cada persona salga con su propia caja de sellos. Las posibilidades son infinitas, pero funciona especialmente bien proponer temas. 

Materiales

- Paquete de hojas o pliego de foamy (goma eva), de preferencia de colores claros.

- Lápices y sacapuntas.

- Tijeras normales para cada participante, algunas tijeras de trabajo y cutters.

- Tabla o soporte para cortar.

- Pegamento blanco.

- Cartón grueso, puedes usar cajas que ya no uses y desarmarlas.

- Hojas para bocetos y hojas para las composiciones.

- Almohadillas con tinta para sellos (casi en cualquier papelería tienen los colores básicos: negro, rojo, azul y verde, también se suele vender la tinta de relleno, es conveniente llevarlas para poder rellenar las almohadillas conforma se van secando).

Instrucciones:

1. Dibuja la forma que quieres en un pedacito de foamy (goma eva) y recórtala:

- si se trata de una silueta sencilla (sin detalles por dentro) puedes recortarla después de dibujarla y pasar al punto 2.

- si el sello tiene detalles dentro o texturas, dibújalas con el lápiz (debe tener punta) y presiona fuerte para que la línea se hunda. Las líneas hundidas no entran en contacto con la tinta y al estamparlas aparecen como líneas blancas.

*recuerda que al hacer sellos hay que dibujar en espejo, porque al darle la vuelta al sello para estampar en el papel la imagen aparece invertida de forma lateral. Mira los materiales de apoyo abajo para hacer formas en espejo.

2. Pega la forma con un poco de pegamento blanco a un cuadrito de cartón grueso. Es importante no poner mucho pegamento sino más bien repartirlo uniformemente. Deja que seque completamente.

*El cartón debe ser grueso para soportar la presión del sello contra la tinta y los soportes, si es muy delgado se doblará pronto. Es difícil para los niños cortar el cartón grueso así que recomiendo tener previamente muchos cuadros de cartón recortados y listos para los participantes, y tener tijeras de trabajo para ir cortando más según hagan falta.

3. Entinta tu sello uniformemente sobre la almohadilla y estampa sobre un soporte: papel, cartulina, cartón, etc. Puede ser que los detalles no se vean bien si no has hundido lo suficiente las líneas, en ese caso, repasa con el lápiz y vuelve a probar.

En este enlace puedes descargar estas plantillas de formas y letras en espejo para repartir a los participantes como ejemplo de cómo hacer los sellos para que al estamparlos sean legibles, para imprimirse en A4 en blanco y negro.

Recomendaciones:

- Ten listos muchos sellos diferentes que hayas probado ya y se estampen bien. Deja que los participantes sientan con los dedos la profundidad de las líneas internas de los sellos. Primero deja que prueben los sellos y las tintas, que exploren las diferentes posibilidades entre siluetas, espacios vacíos, texturas y que observen el dibujo original y la reproducción en espejo. Ten a mano muchas copias de los ejemplos de reflejo para que puedan copiarlo si lo necesitan.

- Si tienes participantes muy pequeños o que aún no escriben sugiere formas muy básicas y abstractas o simétricas para que no afecte el reflejo de la estampa. Ejemplos: formas geométricas, estrellas, corazones, soles, flores, etc. Ten a mano sellos más elaborados para que los puedan usar y complementar sus composiciones.

- Tamaños: intenta que los sellos no superen el tamaño de las almohadillas con las que trabajas para que el entintado sea mejor y más rápido.

- Si tienes tiempo para preparar el taller y avisar a los participantes, diles que traigan una lata o cajita que les guste para guardar su colección de sellos, así no se pierden en el taller y al final del ejercicio tienen un sentido de colección más bonito.

Ejercicios individuales y en grupo:

Dependiendo del tiempo y el enfoque que quieras dar al ejercicio puedes sugerir diferentes opciones. Para un ejercicio individual el objetivo puede ser crear una colección propia de sellos para después llevarte a casa. Para un ejercicio más grupal puedes hacer un banco de sellos que se compartan. El objetivo puede ser más bien llevarte una composición usando los sellos de las formas más divertidas que se te ocurran. O incluso formar un mural colectivo a partir de estampar los sellos. Para esto las ideas a partir de módulos o temas específicos funcionan mejor. Ejemplos: crear un jardín comunitario, una ciudad, un zoológico, el espacio, etc.

Ejemplos de temas:

Animales. Un clásico, tener una buena colección de animales es genial. Pueden ser tipos de perros, mamíferos, dinosaurios, animales del mar, insectos, animales voladores y por supuesto familias con los bebés, los medianos, los mayores, los flacos, los gordos, etc.

ABC. Hacer un abecedario propio puede ser muy divertido. Opciones de dificultad:

1. La forma más sencilla es recortando cuadritos del mismo tamaño y marcando las letras con el lápiz solamente. 

2. Recortar las letras pero no el espacio vacío que hay dentro de ellas. Pueden hacerse texturas dentro o marcar el espacio hueco con lápiz.

3. Recortar las letras y también el espacio vacío dentro. 

Variaciones: hacer letras grandes con dibujos dentro (como las capitulares ilustradas de los libros antiguos), hacer palabras enteras, hacer tu nombre, hacer frases, hacer ex libris.

 

Caras y personajes. Puedes hacer dibujos simples de caras y personas, como un pequeño cuadro. Puedes recortarlos o dividirlos por módulos: partes del cuerpo, vestimenta, partes de la cara. 

 

4. Pequeños mundos para colorear

Dos ilustraciones que hice hace un tiempo en plantillas en blanco y negro para imprimir y colorear. De noche, con animales diferentes escondidos y Jardín mutante. En este enlace puedes descargar las plantillas en pdf para A4.